La sífilis, la depresión y demás trastornos con los que lidio Robert Schumann

El brillante e histórico pianista y compositor Robert Schumann no solo es ampliamente conocido en el ámbito de la música clásica por su perfectas y armoniosas composiciones que continúan siendo interpretadas por concertistas y orquestas alrededor del mundo, también es famoso por ser uno de los grandes exponentes de la música clásica con la biografía más interesante y sombría, por lo que incluso algunos autores lo han comparado con otro gran exponente de las artes pero del ámbito de la pintura, el genial e inigualable Vincent Van Gogh quien también dispone de una biografía plagada de trastornos psicológicos y depresión.

Durante muchos años los especialistas en psicología han intentado descifrar la misteriosa y cósmica relación entre la creatividad artística y los padecimientos mentales, puesto que a lo largo de la historia ha persistido la tendencia de los grandes artistas que sufrían trastornos como la locura, esquizofrenia, depresión, etc. Son muchos los ejemplos que podemos encontrar el arte que relacionan a los artistas con trastornos psicológicos y Robert Schumann es otro evidente ejemplo de este axioma, ya que la melancolía y la depresión que se entremezclaban con su vehemente amor por su esposa influenciaron notablemente sus obras.

Para Robert Schumann quien desato, pero a la vez calmaba las tormentas en su cabeza fue Clara Wieck, su gran amor y esposa pero que le genero su primer gran enemigo, Friedrich Wieck, padre de Clara que inicialmente era el tutor y confidente de Robert pero que luego de que este se enamorara de su primogénita comenzarían una colérica enemistad que afectaría psicológicamente a este gran compositor alemán. Fue tanto el rencor de Friedrich Wieck hacia Robert que lo acuso de difamación por lo que Robert Schumann tuvo que pagar una condena de dieciocho días de cárcel hasta que logro probar su inocencia.

Antes de casarse con Clara, lo cual también fue una batalla que tuvo que librar la pareja contra el padre de la novia, Robert Schumann tuvo la fama de ser un consumidor frecuente de bebidas alcohólicas y de ser promiscuo, ya que es sabido que durante su adolescencia tuvo una gran cantidad de relaciones con muchas mujeres, incluyendo una joven de la servidumbre que según los historiadores lo infecto con la bacteria treponema pallidum provocándole la ominosa enfermedad infecciosa conocida como Sífilis, aunque satisfactoriamente logro curarse de la misma.

Además de enfermedades infecciosas venéreas y las consecuencias de la enemistad con el padre de su prometida, Robert tuvo que lidiar con los altibajos de su conducta y personalidad, ya que su salud mental siempre se vio comprometida por la depresión, melancolía y ansiedad que azotaban su psique. El señor Eduardo Campos, trabajador de la compañía Cerrajeros, recuerda que en la película biográfica de Robert Schumann existe una escena donde el compositor germano intenta suicidarse, la cual es totalmente verídica ya que se arrojó de un puente durante una crisis nerviosa, se salvó, pero por dicho incidente fue ingresado a un asilo donde falleció probablemente por sífilis terciaria.