Genio y locura en Schumann

Dicen que la locura acompaña a los genios, y aunque es una conseja popular que se remonta a la antigua Grecia, en fechas más recientes la revista Nature Neuroscience publicó los resultados de un estudio que avala tal creencia. Y ejemplos abundan, desde pintores como Van Gogh o Munch, o escritores como Mark Twain, Herman Hess o Robert Louis Stevenson, por sólo citar los más conocidos, compartieron algo más que su incuestionable creatividad, y es que todos tuvieron algún tipo de desorden mental.

Robert Schumann no escapó de tal suerte. Este compositor del siglo XIX, considerado como uno de los más grandes representantes del Romanticismo musical, conjugó en su vida y obra todos los elementos que caracterizan a este movimiento: pasión, drama y alegría. Ese impulso vital lo llevó a crear obras intensas que se pasean por una amplia gama de sentimientos y han persistido el paso del tiempo.

Su fuerza creadora fue quizás el impulso que le permitió superar la difícil prueba a la que debió enfrentarse con tan solo veinte años. A esa edad, el joven deseaba convertirse en un virtuoso ejecutante y todo parecía indicar que contaba con los recursos para lograrlo. En su afán por alcanzar la perfección, Schumann ideó un aparato le permitiría tener una mayor control y agilidad en el cuarto dedo de la mano derecha. El invento no funcionó de acuerdo a lo esperado, y descubrió al quitárselo que el dedo estaba totalmente inutilizado.

En lugar de echar todo por la borda, Schumann orientó su carrera a la composición y crítica musical, donde cosechó grandes éxitos.

Pocos años después, a raíz de la muerte de su hermano y su cuñada, experimentó una crisis nerviosa. Fue la primera de una larga serie de depresiones, crisis y períodos de reclusión que signaron su vida. Durante mucho tiempo se atribuyó al tratamiento contra la sífilis la causa de estos padecimientos, pero esta teoría ya ha sido descartada, pues se han encontrado numerosos síntomas de desequilibrio mental desde sus primeros años de juventud. Hoy se afirma que Schumann padeció de trastorno bipolar, condición que no le impidió casarse con Clara Schumann, quien fue un gran apoyo durante toda su vida.

A partir de 1844 su salud física y mental comienza a deteriorarse, pero ello no es obstáculo para proseguir con su prolífica creación y, de hecho, es durante este período que concibe sus más afamadas obras.

Sus alucinaciones y fobias pueden incluso provocar alguna sonrisa. Se movió entre ángeles y demonios, cual si de un libro de Dan Brown se tratara; también le temió a las alturas, por lo cual agradecería que la vida no le hubiera deparado encargarse de hacer reparaciones de tejados. Asimismo, evitaba el contacto con los objetos de metal, al punto que un simple juego de llaves podía desencadenar una crisis (nuevamente agradezcamos que a los cerrajeros no les afecte tal fobia). Son miedos a situaciones y objetos cotidianos ante los que su genio se sobrepuso para dar vida a excelsas creaciones.

Más complicado debió ser lidiar con la alucinación que le hacía creer que la nota de La 5 sonaba constantemente en sus oídos. O salir ileso del intento de suicidio que lo llevó a arrojarse al Rin en 1854. Este fue el hecho definitivo por el que el mismo Schumann decide internarse en un hospital de cuidados mentales. Alli permanece hasta su muerte, dos años más tarde.

Schumann una sinfonía poética de comienzos de siglo

El siglo XIX estuvo al frente de hechos históricos con gran trascendencia en la cronología de la humanidad, albergando cientos de figuras impunes en el ámbito de la civilización y el desarrollo de las generaciones posteriores, las cuales realizaron aportes inigualables al pensamiento, a la conciencia, al arte, entre otros aspectos positivos que se sumaron a la sociedad en general.

Robert Schumann, prevalece como una figura del lamento romántico, en la retórica literaria, y la transformación melodiosa de sus piezas, que abaten los oídos del sentimiento afligido. Dulce y concurrente poesía envuelta en ritmo, lirica de una imprenta poética, que se encima a la buenaventura de este siglo lleno de augurios prósperos.

Robert Schumann y el abatimiento mental entre sus dones

Sabemos que una figura de tal orbe en la estancia social para la época de 1810, nacida y educada bajo los valores y principios de una familia conservadora y letrada, fusionan el indicio de instaurar una figura de ejemplo para la sociedad, fomentando el conocimiento de sus artes, para luego enaltecer su orgullo, en una pulcra formación que dejará una marca histórica en todo el siglo XIX.

Inicialmente, Schuman, es formado bajo los valores del ámbito literario y la música, desarrollando un gusto desenfrenado por la dulce sinfonía, que se convertiría en la idea tenaz que llevaría su nombre a la cumbre más alta, de quienes llevan el frente la historicidad.

Autor de memorias atesoradas en el canon de lo clásico

Robert destaca su imprescindible papel en la historia alemana, que marcará un simbolismo entre los artistas del siglo, al ser autor de los más grandes papeles en el ámbito musical, destacando sus más conocidas sinfonías y estando al frente de las mejores imprentas simbólicas del hecho orquestal.

Abatido por el pensamiento y exaltación de un vida acelerada

Apacible y turbulenta industrialización, socavabada en un desdén del apegue a lo clásico. Es imposible saber en qué orden manejaba las ideas este autor, pero es indiscutible el hecho de que su ritmo mental era muy acelerado, demostrando a través de las hiperactivas y muy sobresaltadas sonatas, que causaron el sello de su talento veraz y profesional.

Es muy posible, incurrir en el hecho de que la presión entre tantas virtudes que movilizan el pensamiento de una figura contemporánea, con la educación más correcta, encerrado en el margen de una capacidad viril por la ejecución y proyección de sentimientos con relevancia y choques emocionales, fueron las condiciones que aplacaron al hecho de atormentar su pensamiento colorido de letras y sonidos.

Shumann es el ejemplo del arte abiertamente estético y polifacético, que se emerge en el pensamiento débil, de la dulce y transformadora voz poética y romántica, que intuye sentimientos y emociones, enalteciendo el sombrío escondite de la tristeza, elevando la condición de lo tétrico, lo melancólico; expulsando esta concepción del pensamiento cerrado y vertiéndolo en la conciencia de las ideas abiertas, del pensamiento completamente libre, exquisito y de maravillas metafóricas, al compás de la lírica propiamente autoral de Robert.

El antiguo domicilio de Schumman será transformado en una exposición del músico

Todos los elementos, objetos, pertenencias y demás recuerdos de las figuras y personalidades históricas son realmente valoradas en la actualidad y los músicos más famosos, sobre todo los compositores románticos no escapan de esta realidad. En este sentido una de las edificaciones más emblemáticas de la ciudad germana Dusseldorf es la emblemática casa del músico y compositor alemán Robert Schumann la cual ha sido objeto de diferentes propuestas a lo largo de los años para decidir que se va a realizar con esta histórica infraestructura hasta hace pocos días cuando se informó que será renovada para convertirla en un nuevo museo de la ciudad.

Dicha edificación acogió al prestigioso artista durante mediados del siglo diecinueve en la que compartió con su famosa esposa Clara y que sin duda fue la sede donde se gestaron las más formidables y aclamadas composiciones del músico. Hasta los momentos las primeras cifras indican que inicialmente se tiene previsto que los procedimientos y procesos de renovación que se realizaran están cotizados por un valor de un poco más de tres millones de euros según los informes ofrecidos por las autoridades germanas.

Para la culta población alemana este nuevo museo de Schumman era absolutamente necesario para continuar promoviendo y recordando al brillante compositor que representa una de las personalidades más importantes de dicho país. Para la ciudad de Dusseldorf esta nueva exposición o museo será un nuevo atractivo turístico de este distrito germano, por lo que esperan una mayor afluencia de turistas en la ciudad. El instituto alemán Heinrich Heine es el encargado de la renovación del pintoresco edificio que era la vivienda de Robert S. y se espera que las obras culminen y se apertura el museo para el año 2020.

Para muchos músicos, compositores modernos y fanáticos de la música clásica el mejor compositor del movimiento romántico de la música es Robert Schumann, por ello se espera que el museo sea visitado por una cuantiosa cantidad de melómanos como el caso de José Luis, empleado de la empresa Desatascos quien se encuentre reuniendo y ahorrando dinero desde el día que se enteró del museo de Robert Schumann para poder ir a visitar el lugar donde se desarrolló artísticamente uno de sus compositores favoritos.

En este edificio en el cual ya se iniciaron las labores de renovación para el diseño del museo, reside en el piso superior un famoso y solidario violonchelista alemán llamado Thomas Beckmann quien debe su popularidad a su afán por contribuir con los individuos que no poseen hogar mediante conciertos y presentaciones benéficas. El violonchelista continuara habitando en segundo piso de la infraestructura la cual no formara parte de la exposición.

Cabe destacar que Robert S. no vivió durante un largo periodo en la edificación ya que solo residió allí junto a su esposa y todos sus hijos durante solo 3 años debido a que el mismo seria ingresado a un establecimiento de cuidados psiquiátricos y luego de dicha hospitalaria estadía cambiaria de residencia, no obstante, a pesar del corto lapso de tiempo que habito dicho edificio esta infraestructura fue muy importante para el compositor.

La sífilis, la depresión y demás trastornos con los que lidio Robert Schumann

El brillante e histórico pianista y compositor Robert Schumann no solo es ampliamente conocido en el ámbito de la música clásica por su perfectas y armoniosas composiciones que continúan siendo interpretadas por concertistas y orquestas alrededor del mundo, también es famoso por ser uno de los grandes exponentes de la música clásica con la biografía más interesante y sombría, por lo que incluso algunos autores lo han comparado con otro gran exponente de las artes pero del ámbito de la pintura, el genial e inigualable Vincent Van Gogh quien también dispone de una biografía plagada de trastornos psicológicos y depresión.

Durante muchos años los especialistas en psicología han intentado descifrar la misteriosa y cósmica relación entre la creatividad artística y los padecimientos mentales, puesto que a lo largo de la historia ha persistido la tendencia de los grandes artistas que sufrían trastornos como la locura, esquizofrenia, depresión, etc. Son muchos los ejemplos que podemos encontrar el arte que relacionan a los artistas con trastornos psicológicos y Robert Schumann es otro evidente ejemplo de este axioma, ya que la melancolía y la depresión que se entremezclaban con su vehemente amor por su esposa influenciaron notablemente sus obras.

Para Robert Schumann quien desato, pero a la vez calmaba las tormentas en su cabeza fue Clara Wieck, su gran amor y esposa pero que le genero su primer gran enemigo, Friedrich Wieck, padre de Clara que inicialmente era el tutor y confidente de Robert pero que luego de que este se enamorara de su primogénita comenzarían una colérica enemistad que afectaría psicológicamente a este gran compositor alemán. Fue tanto el rencor de Friedrich Wieck hacia Robert que lo acuso de difamación por lo que Robert Schumann tuvo que pagar una condena de dieciocho días de cárcel hasta que logro probar su inocencia.

Antes de casarse con Clara, lo cual también fue una batalla que tuvo que librar la pareja contra el padre de la novia, Robert Schumann tuvo la fama de ser un consumidor frecuente de bebidas alcohólicas y de ser promiscuo, ya que es sabido que durante su adolescencia tuvo una gran cantidad de relaciones con muchas mujeres, incluyendo una joven de la servidumbre que según los historiadores lo infecto con la bacteria treponema pallidum provocándole la ominosa enfermedad infecciosa conocida como Sífilis, aunque satisfactoriamente logro curarse de la misma.

Además de enfermedades infecciosas venéreas y las consecuencias de la enemistad con el padre de su prometida, Robert tuvo que lidiar con los altibajos de su conducta y personalidad, ya que su salud mental siempre se vio comprometida por la depresión, melancolía y ansiedad que azotaban su psique. El señor Eduardo Campos, trabajador de la compañía Cerrajeros, recuerda que en la película biográfica de Robert Schumann existe una escena donde el compositor germano intenta suicidarse, la cual es totalmente verídica ya que se arrojó de un puente durante una crisis nerviosa, se salvó, pero por dicho incidente fue ingresado a un asilo donde falleció probablemente por sífilis terciaria.

La carta romántica de un enamorado Schumann: Fantasie Op.17

Los dramaturgos siempre han relacionado el amor y romanticismo con las utopías, con la fantástico, con el ensueño y lo quimérico, por ello cuando los principales exponentes de la música clásica realizaban odas al amor y a la afectividad creaban piezas y obras mágicas, composiciones que escapan de la realidad e intenten trasladar al afortunado oyente de las mismas a una fantasía. Schumann era un compositor romántico, uno de los máximos exponentes de esta corriente artística y por ello no es cabe duda que fue uno de los mejores creadores en lo que respecta a la música que trasciende la razón y la lógica, la música utópica.

La primera versión de Fantasie Op.17 que creo Schumann se remonta a los meses de verano de 1836, sin embargo, la misma tardo tres años en ser publicada puesto que esta hermosa composición fue divulgada al público en 1839. Algunos historiadores relacionan la inspiración de esta obra como parte del homenaje que promociono Liszt para la gran figura de la música clásica Beethoven, no obstante, la realidad es que la inspiración de Fantasie Op.17 surgió del terrible verano que vivió su compositor, Schumann, en el año 1836 cuando se le fue prohibido visitar a la joven de la cual se encontraba profundamente enamorado. El profesor de piano de Schumann, F. Wieck, tenía una hermosa hija llamada Clara de la cual Schumann se enamoró, lo cual no fue aceptado por el profesor quien termino por desterrarlo de su vivienda para prohibir la proliferación de dicho amor.

A pesar de la prohibición, Schumann no se rindió y logro encontrar la manera de comunicarse con su amada, por medio de la música, por medio de una creación divina que aun continua vigente, por medio de la poderosa Fantasie Op.17. Los analistas de la música clásica han encontrado dentro de esta composición una serie de mensajes y notas las cuales tiene como objetivo comunicar el dolor y las sensaciones sentidas por el compositor durante la creación de esta fantástica obra de la música clásica. No solo Schumann utilizo Fantasie Op.17 para dialogar en secreto con amada, ya que actualmente, muchas personas utilizan esta composición para dedicársela a sus seres queridos, tal es el caso de Jaime, fontanero de Desatasco , quien dedico esta fantasía a su novia durante su aniversario. Inicialmente, Fantasie Op.17 se planteaba como una sonata dedicada al fantástico Ludwig Van Beethoven, no obstante, Schumann termino creando una obra conformada por 3 movimientos, el primero llamado ruinas, el segundo denominado trofeo y, por último, el tercero lo titulo palmas.

En ruinas, el primer movimiento, podemos destacar la notoria referencia a su amor Clara durante la ejecución de cada nota que compone esta partitura, incluso, el autor firmo este movimiento con nomenclatura germánica para dedicárselo a Clara. Para concluir, sin duda lo más hermoso y resaltante de esta obra es la forma como Schumann le dedico esta pieza a Clara, ya que el mismo le indico en una carta que Fantasie Op.17 es un largo e inextiguible lamento por ella, lo cual resalta el profundo dolor del autor.

Presentamos algunas composiciones de Robert Schumann

En el presente artículo, os vamos a presentar algunas de las obras más destacadas de este compositor y crítico alemán, cuyas piezas expresan la naturaleza más pura del Romanticismo del siglo XIX. Además de ser un formidable compositor, Schumann también fue un crítico de las producciones musicales de la época. A continuación, podréis leer todo acerca de sus obras más importantes.

“El Hijo del Tabernero”

Esta pieza musical es tocada casi obligatoriamente por orquesta sinfónica que se precie de ser muy buena, pero aún con esta pieza siendo muy tocada por infinidad de orquestas, ha recibido críticas con respecto a algunos tipos de sinfonías de las cuales se compone esta pieza. Sea como sea, esta pieza musical es una de las que tienen más alta calidad y estética como composición en sí, no solamente puede tratarse como un conjunto aislado de sinfonías, menos tratándose del compositor que la creó.

Puedes escuchar “Primavera”, su primera sinfonía

Esta es una sinfonía compuesta por melodías un tanto comunes, por lo que se dice que le resta un poco de originalidad a esta obra de Schumann. Esta pieza musical tuvo éxito casi instantáneo, por el carácter alegre, de formas que causan optimismo al ir escuchando esta pieza. Se puede apreciar que “Primavera” ha sido compuesta para que sea tocada por instrumentos de cuerdas, triángulos, flautas, timbales, trompetas, trombones y clarinetes. Según sea el número de éstos, puede convertirse en una obra magistral que vale la pena escuchar.

Seguro que os va a gustar la “Sinfonía Nº2”

Es casi obvio que el nombre de esta sinfonía y su composición surgen como secuela de su primera composición, la llamada “Primavera”, se dice que esta composición se creó en una sola noche, por lo que fue el resultado de que el autor había superado un episodio de depresión que Schumann había tenido desde que tuvo que mudarse a otra ciudad. En esta sinfonía, se puede ver que en esta composición ha utilizado los mismos instrumentos que en su anterior obra, pero en menos cantidad de los mismos.

Esta obra se caracteriza por ser melancólica, tras lo cual se deja ver el estado de ánimo de Schumann para esa época, también, en esta composición ha servido para que Wagner tuviese inspiración para algunas de sus más célebres piezas.

Ahora vais a ver algo sobre “Renana”

Esta composición la completó en un plazo de algo más de un mes, por lo que se puede estudiar como una de las obras clásicas de Schumann, esta se compone de un concierto completo de instrumentos de cuerdas tales como el violín, además de las acostumbradas trompetas. Debido a que Schumann se concentró en el arte conceptual y creativo de esta pieza, se nota que cuando se ejecuta muestra signos de más intelectualidad, de ser una obra más mental que acompañada solo por instrumentos, como el piano. Schumann, prefirió la creación total de la pieza en su composición escrita en partituras que ir componiendo a base de escuchar y tocar el piano.

Terminamos con la denominada “Sinfonía Nº4”

Es con esta obra que Schumann no tuvo éxito en un primer momento, en el teatro prefirieron otras sinfonías y conciertos a esta, tras lo cual, Schumann la revisó completamente y hasta le cambió el nombre, solamente se llamaría “Sinfonía Nº4”. En términos generales, el número de instrumentos es similar a los utilizados para su segunda sinfonía.

En esta pieza se evidencia otro cambio de estilo conceptual por parte de Schumann y hay quienes se atreven a decir que es una sinfonía con un estilo un poco modernista. Esto es debido a que no sigue las reglas básicas de una obra clásica por excelencia, sino añade más toques nuevos y modernos que hacen evidenciar también sus problemas con el alcohol y la ansiedad

Schumann y La bipolaridad

De los muchos genios que han existido en el mundo, pintores, escritores, músicos, inventores, siempre se ha buscado ese patrón en donde reflejan su genialidad, y se ha encontrado que en muchos ha sido encontrada muchos tipos de patologías. Robert Schumann no escapo de esta realidad. Fue un erudito de la música, pero también toco otros campos en los cuales se destaco, como la escritura, los idiomas, un hombre creativo.

Breve reseña de su historia

Desde niño sintió atracción hacia la música, por loqueo pido a sus padres abandonar los estudios para dedicarse al estudio de esta. Su meta era convertirse en concertista y pianista, pero fue una lesión en su mano lo que no le permitió llevar cabo sus objetivos. Fue una lesión que ha causado mucha controversia, pero que fue entendida a medida que se dilucido su forma de ser, padecía de una distonia focal, que son movimientos involuntarios en algunos músculos del cuerpo, son muchos los factores que generan este tipo de situaciones, en los hombres es mucho más común, se desarrolla cuando se fuerza a los músculos a trabajar en jornadas extensas, estrés y trabajo excesivo, y se agrava aún más en casos de personas ansiosas y con trastornos obsesivos compulsivos.

Se casa con la hija de su profesor, a pesar de estar este en contra, la cual era pianista y fiel promotora de su obra. Fue una mujer audaz que se  encargó de toda su familia en los últimos años de vida del compositor, cuando este fue ingresado a un manicomio.

Bipolaridad en sus composiciones

El diagnostico  de su enfermedad para ese entonces fue de demencia, que a posteriori se llamaría esquizofrenia, pero en realidad era un estado de bipolaridad, en donde los cambios de humor van de una situación extrema a otra, pueden pasar de una felicidad extrema a una profunda tristeza.

Fue un ingenioso compositor pero en sus piezas se denotan los delirios, alegrías y depresiones. En sus estado  de excitación, debido a las faltas de sueños solo se dedicaba a la composición, en donde desarrollo obras completas, logrando que lo que ningún compositor lograría jamás, componer tres cuartetos de cuerda en un periodo de dos semanas. Sus obras van desde las más simples a las más estructuradas. En muchas de sus composiciones musicales encontramos las colisiones de sus  cambios de ánimo bruscos y de la falta de entendimiento y ordenación, fue muy poco entendido por sus coetáneos. En su obra aparecen dos ayudantes, de los cuales se dicen eran las dos personalidades que poseían, una más poética y la otra más maniaca.

¿Qué es el trastorno bipolar?

Es un problema crónico que deprime y debilita al organismo, para su estabilización se emplea el litio, lo que controla en medida las patologías, en este tipo de enfermedad quienes  la padecen, en  los estados de ánimo de tranquilidad suelen ser personas muy creativas, manejan conductas contradictorias al mismos tiempo, así como poseen pensamientos demoledor también puede llegar a su mente genialidades. Normalmente son personas autodestructivas, en búsqueda del caos constante.

Fue parte de una época difícil, la Nazi,  en donde era muy complicado sobrevivir con una enfermedad de este tipo, normalmente en este tipo de diagnósticos se les practicaba la esterilización de forma forzosa o eran llevados a los campos de desterrados para su aniquilación. Más en su caso fue salvaguardado por su misma genialidad.

Es muy común que personas como los artistas plásticos, escultores, músicos, escritores sufran de algun tipo de trastorno mental con respecto al resto de la población. Schumann expresó que «el deber del artista es enviar luz a la oscuridad de los corazones de los hombres», esta es tal vez una descripción de lo que ocurría en su trastornada vida. De lo cual no estan de acuerdo grandes profesionales entre ellos los que realizar localizacion de fugas.

El Romanticismo de Robert Schumann

El romanticismo es una época de la historia en la cual se escribió y se compuso un estilo de música muy particular, comprendido entre el siglo XIX y el siglo XX. Ahora la música comprende un periodo en el cual se basaba en las composiciones académicas, muy relacionadas con la Literatura y las Artes, es una tentativa en el término de ciertas inquietudes y sensaciones muy relacionadas con las verdades del mundo.

La Música Romántica

La tendencia fue  a mezclar sonidos y piezas extraídas del barroco o el clasicismo. En donde las voces tenores pasaron a un primer plano, alcanzando niveles inimaginables, se llevó a la representación escenas en donde la figura principal fueron los tenores, fueron muchas las composiciones a partir de música de orden nacional, fueron muchas las presentaciones de danzas típicas de países nórdicos

Las composiciones se llevaron a otros niveles en donde muchos no utilizaron piezas musicales sino el uso de la voz, nacen las representaciones a capela, en donde los coros y voces liricas son los que le dan forma a los tonos y las melodías.

Es Schubert quien escribe ciertos oratorios  como el Paraíso y la peri. Es imperdible el Ave María, el cual es utilizado como pieza lirica e instrumental

Instrumentos de música insertados en el periodo del Romanticismo

Instrumentos de viento como el contrafagot, el saxofón, el corno inglés, y la tuba fueron incluidos en los nuevos sonidos. Ahora es el piano el gran protagonista de esta época, según cerrajeros expertos, todas sus obras en su mayoría, están representadas y compuesta a partir de este instrumento. Son muy populares durante esta época las presentaciones de recitales de piano en donde se incluían además a los grandes compositores y emblemas del romanticismo como fueron Beethoven y Mozart. Una de las más notables exponente de las Obras de Beethoven fue Clara Wieck, esposa de Robert Schumann

Las innovaciones que promovieron la expansión de este fenómeno

Durante estos años los adelantos como la máquina de vapor, el telégrafo, las vías ferroviarias unen límites geográficos y hacen que las distancias se acorten,  son algunos de los que influyeron notablemente en la propagación y la fama de muchos concertistas dedicados a esta tendencia musical.

Fueron muy renombrados conciertos de grandes compositores como Robert Schumann, Giacomo Meyerbeer y el joven Giuseppe Verdi, no solo destacándose la música del romanticismo también para estos años fueron muchas otras tendencias las que influyeron en las distintas composiciones.

Una de las mayores influencias en estos años fueron las grandes obras literarias, las cuales se veían expresadas también en el rostro de la música. Es en esta misma época la creación de conservatorios y universidades dedicadas a la instrucción de la música y formadores de músicos de carrera,  son la que promueven grandes avances en el tema de las sinfonías y conciertos. Aunado al apoyo a los que ya estaban en marcha.

Es Robert Schumann uno de los grandes representantes y exponentes en esta generación, tanto en obras literarias como en obras nacionalistas, la mayor influencia de los géneros de esta época Beethoven y muy probablemente el que más influyo también en su música.

Son las sonatas las mayores expresiones de este ritmo como fontaneros de San Sebastin de los Reyes, las cuales se representaron en su mayoría  a través de la música de Beethoven gracias a la empresa de poceria urgente, sus formas fueron relajadas, la inclusión de instrumentos de viento así lo denotan, pero siguió siendo el piano su mayor exponente.