Presentamos algunas composiciones de Robert Schumann

En el presente artículo, os vamos a presentar algunas de las obras más destacadas de este compositor y crítico alemán, cuyas piezas expresan la naturaleza más pura del Romanticismo del siglo XIX. Además de ser un formidable compositor, Schumann también fue un crítico de las producciones musicales de la época. A continuación, podréis leer todo acerca de sus obras más importantes.

“El Hijo del Tabernero”

Esta pieza musical es tocada casi obligatoriamente por orquesta sinfónica que se precie de ser muy buena, pero aún con esta pieza siendo muy tocada por infinidad de orquestas, ha recibido críticas con respecto a algunos tipos de sinfonías de las cuales se compone esta pieza. Sea como sea, esta pieza musical es una de las que tienen más alta calidad y estética como composición en sí, no solamente puede tratarse como un conjunto aislado de sinfonías, menos tratándose del compositor que la creó.

Puedes escuchar “Primavera”, su primera sinfonía

Esta es una sinfonía compuesta por melodías un tanto comunes, por lo que se dice que le resta un poco de originalidad a esta obra de Schumann. Esta pieza musical tuvo éxito casi instantáneo, por el carácter alegre, de formas que causan optimismo al ir escuchando esta pieza. Se puede apreciar que “Primavera” ha sido compuesta para que sea tocada por instrumentos de cuerdas, triángulos, flautas, timbales, trompetas, trombones y clarinetes. Según sea el número de éstos, puede convertirse en una obra magistral que vale la pena escuchar.

Seguro que os va a gustar la “Sinfonía Nº2”

Es casi obvio que el nombre de esta sinfonía y su composición surgen como secuela de su primera composición, la llamada “Primavera”, se dice que esta composición se creó en una sola noche, por lo que fue el resultado de que el autor había superado un episodio de depresión que Schumann había tenido desde que tuvo que mudarse a otra ciudad. En esta sinfonía, se puede ver que en esta composición ha utilizado los mismos instrumentos que en su anterior obra, pero en menos cantidad de los mismos.

Esta obra se caracteriza por ser melancólica, tras lo cual se deja ver el estado de ánimo de Schumann para esa época, también, en esta composición ha servido para que Wagner tuviese inspiración para algunas de sus más célebres piezas.

Ahora vais a ver algo sobre “Renana”

Esta composición la completó en un plazo de algo más de un mes, por lo que se puede estudiar como una de las obras clásicas de Schumann, esta se compone de un concierto completo de instrumentos de cuerdas tales como el violín, además de las acostumbradas trompetas. Debido a que Schumann se concentró en el arte conceptual y creativo de esta pieza, se nota que cuando se ejecuta muestra signos de más intelectualidad, de ser una obra más mental que acompañada solo por instrumentos, como el piano. Schumann, prefirió la creación total de la pieza en su composición escrita en partituras que ir componiendo a base de escuchar y tocar el piano.

Terminamos con la denominada “Sinfonía Nº4”

Es con esta obra que Schumann no tuvo éxito en un primer momento, en el teatro prefirieron otras sinfonías y conciertos a esta, tras lo cual, Schumann la revisó completamente y hasta le cambió el nombre, solamente se llamaría “Sinfonía Nº4”. En términos generales, el número de instrumentos es similar a los utilizados para su segunda sinfonía.

En esta pieza se evidencia otro cambio de estilo conceptual por parte de Schumann y hay quienes se atreven a decir que es una sinfonía con un estilo un poco modernista. Esto es debido a que no sigue las reglas básicas de una obra clásica por excelencia, sino añade más toques nuevos y modernos que hacen evidenciar también sus problemas con el alcohol y la ansiedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *