¿Robert Schumann realmente padecía enfermedades mentales?

Ante obras de suma belleza inefable y ritmos de un sentido inconcebible para una persona en su sano juicio, las virtudes musicales de Robert Schumann no parecen provenir de un estado de plenitud de su mente, sino de una linda locura, aunque dolorosa para él, capaz de engendrar las obras musicales más bellas que la humanidad ha conocido. Mucho se ha especulado acerca de las posibles enfermedades mentales que el genio compositor padecía, pero lo cierto es que en su época los doctores no las diagnosticaron como tal y en este post, mediante exhaustiva investigación, trataremos de revelarlas.

Algunos dicen que para conocer a la belleza hay que estar un poco loco y, por lo que Robert Schumann expuso en su vida y obra, creo que tal aseveración no escapa para nada de la realidad. Pues, en efecto, las enfermedades mentales fueron las musas de Schumann y eso no se puede negar, ya que lo que se pone en duda es si estrictamente lo que hoy conocemos como “enfermedades mentales” es en lo que la música de Schumann se basaba.

Destaquemos que la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles dedicó un programa en su honor llamado “Schumann’s Beautiful Mind” donde se buscaba explorar su mente, desde su música por supuesto, teniendo como referencia ineludible los conceptos de los trastornos bipolares. Para sostener esta teoría, el pianista y profesor de Psiquiatría de la Universidad de Cornell, Richard Kogan, afirmó que la obra de Schumann titulada “Carnaval Opus 9”, inolvidable según el personal de Cerrajeros, es solamente concebible por una persona con trastorno bipolar, pues para él la composición es una exteriorización, en clave musical, de los sentires ambivalentes y contradictorios de un enfermo maníaco-depresivo.

Por otra parte, el psiquiatra germano Paul Julius Möbius, en el año 1906, propone que las causas de sus desvaríos perennes pudieron haber sido una degeneración hereditaria. De igual forma, el siquiatra alemán tuvo la oportunidad de estudiar su cuerpo y mente después de su muerte y le diagnosticó esquizofrenia. Y no es nada sorprendente pues sus allegados relataban que Schumann de niño era muy nervioso, siendo este un expreso síntoma de las personas con enfermedades mentales.

Recordemos que Robert Schumann murió en un asilo mental donde se dijo que la causa de su muerte fue una parálisis progresiva a raíz de un exceso de trabajo. Sin embargo, muchos dudan con respecto a ello, máxime los psiquiatras germanos de la época que apoyaban la teoría de Möbius que proponía a los factores hereditarios como los principales causantes de su imperfección mental. He allí otro concepto interesante para entender la belleza de su arte y del arte en general: imperfección.

En definitiva, es muy posible que lo que perturbó la vida normal de Schumann y ensalzó sus composiciones fue una esquizofrenia maniaca-depresiva. El problema del correcto diagnóstico de la enfermedad mental de Schumann fue nada más y nada menos que la propaganda nazi que no quería que una persona de “raza aria” como Schumann fuera tratada de imperfecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *