Schumann: el sueño frustrado de ser un concertista de piano

A lo largo de la historia se han suscitado relatos de personas que en la búsqueda de sus preciados sueños han cometido errores o han sufrido percances que los han privado de lograr su más preciado deseo. Un ejemplo de este tipo de anécdotas queda reflejado en los acontecimientos que vivió uno de los compositores de música clásicas más importante de todos los tiempos; por su puesto nos referimos al maestro Robert Schumann.

El glorioso compositor Robert Schumann desde temprana edad visualizaba su sueño de ser uno de los mejores concertistas de piano de la historia, sin embargo, el destino le tenía preparado una indeseada sorpresa que le haría replantearse su posición en la música. En el ámbito musical existen muchas áreas en las cuales una joven promesa puede demostrar su talento y cuando un sendero musical se bloquea, los verdaderos músicos han sabido recorrer caminos alternativos con el mismo propósito de vivir las melodías, tonos y armonías deseadas.

La historia de Robert Schumann inicia en el año 1810 en el gran país alemán, donde creció y desarrollo sus virtudes en la música desde edades muy tempranas de su vida. Al igual que este compositor, una joven de nombre Clara, 9 años menor que Schumann, también mostraba grandes virtudes para tocar el piano y era la hija del maestro de Robert, por lo que rápidamente entablaron una poderosa relación que consumarían con el matrimonio con el pasar de los años. Este poderoso e intenso amor influyo en los estilos del compositor, quien actualmente es conocidos como uno de los máximos exponentes del romanticismo.

Durante su juventud Schumann conocía el curso que debería tomar su vida, dedicarse a la música, sin embargo, con la muerte de su padre un famoso librero y novelista de la localidad tuvo que comenzar a estudiar derecho para la sustentación económica de su familia. No obstante, a los 20 años ya había reanudado sus estudios musicales y estaba comprometido con convertirse en uno de los mejores concertistas de piano de Alemania. José, fiel seguidor del romanticismo de la música clásica y trabajador de Pintores , destaca la insistencia y perseverancia de Robert Schumann, el cual ante cada revés de la vida continuaba intentando seguir sus sueños hasta lograrlo.

No obstante, la ambición y el deseo de conseguir un objetivo a toda costa nunca ha sido una conducta favorable y Robert Schumann aprendió este axioma. La pesada sombra en la vida de este brillante compositor está representada por la época donde comenzó a utilizar una serie de inventos y dispositivos mecánicos de la época que prometían mejorar el desempeño de las manos durante la ejecución e interpretación de piezas musicales de piano. La utilización de dichos inventos le produjo serias lesiones en dos de sus dedos de la mano derecha, lo que lo dejo completamente incapacitado para tocar piano con el nivel de exigencia requerido para los concertistas de la época. El sueño de Schumann se desvanecía ante la impotencia de no poder ser un concertista de piano.

Sin embargo, como profesa el lema de la empresa Cerrajeros , cada problema debe ser apreciado como una nueva oportunidad y esto fue lo que realizo Robert Schumann, quien al ser incapaz de ser un concertista de piano dedico toda su vida a la composición de piezas para piano de excelente calidad y actualmente sus obras son imprescindibles para todo pianista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *