Schumann, obra paralela a Schubert

Teniendo claro todo la belleza de las composiciones de Schumann, no podemos dejar de comprar el paralelismo con la obra de Schubert, ya que todas las composiciones del primero, evocan en cierta medida, la obra de Schubert, sin embargo Schumann contiene ese ángel especial, dentro de la rítmica, y sencillez, que produce escuchar cualquiera de sus obras.

Llenas de romanticismo, y colmadas de fineza Schumann trata de proyectar, su claro sentir, y sus memorias, en cada nota, y en cada composición.

Schumann posee, la total, inspiración, pues teniendo en cuenta la poesía con la que hace emanar la fluidez de sus composiciones, se dirige, hacia un público totalmente diferente al de Schumann, y se proclama como el mejor compositor de los dos, aunque Schubert emula las composiciones sinfónicas, Schumann, lo plasma lúdicamente, llenando de éxtasis a quienes disfrutan su obra.

No podemos dejar de hablar de Carnaval, su mejor obra expuesta y consagrada de todos los tiempos, composición para piano, y dedicada al célebre violinista Karol Lipiński, constituida en una obra de 22 breves piezas que trata de conceptualizar a las personas del carnaval, que por alguna razón aparecieren enmascaradas.

Ludwig Schuncke. Fue quien escribió esta  obra, sin embargo Schumann, logro captar en compases, y abordo compases, para mejorar e incluir a la obra algunos movimientos más, realizando una obra completa, mucho más detallada y mucho más íntima, sin embargo la obra no se completó ni fue terminada, y otro músico  Andreas Boyde, se dio a la tarea de terminar las variaciones, sin embargo como fue un proyecto inconcluso, se refiere la obra a Schumann, otros han hecho sus propias modificaciones y arreglos, pero aun así, se sigue considerando obra de Schumann.

Schumann siempre considero a sus obras, de piano, “muy difíciles de interpretar” de hecho, en muy raras ocasiones, estas composiciones de Schumann fueron interpretadas en público, pero, a pesar de estas dificultades de interpretación, hoy en día, Carnaval es la obra más tocada de Schumann. Otros músicos alabaron las obras de Schumann, sin embargo muchos más, entre ellos Federico Chopin, opinaba que la música de Schumann, no era en absoluto música, y tampoco se le podría definir como tal.